Campamentos, escuela y familia: la vida comunitaria como clave para el desarrollo social de los niños

Educación
14 de abr. de 2021

"Se necesita todo un pueblo para criar a un niño", dice un proverbio africano. Los expertos en pedagogía y los psicólogos están de acuerdo en que la familia por sí sola no es suficiente para el desarrollo mental, emocional y social saludable de los niños. También necesitan comunidades y conexiones fuera de la familia, y sus compañeros son un grupo particularmente importante.

La curiosidad natural de un niño es un motivador decisivo en el aprendizaje del comportamiento comunitario. A medida que los niños crecen, también crece su gama de intereses, lo que les permite hacer más y más conexiones con los demás. Primero, sin embargo, necesitan aprender varios roles y patrones de comportamiento, así como comprender cómo relacionarse con los demás. Cuando un bebé está en constante proximidad con su madre, lo primero que aprende es cómo es una madre; luego conoce a su padre, sus hermanos, abuelos, tal vez tíos y tías. Posteriormente, este círculo se ampliará para incluir amigos, compañeros de clase, profesores y algunos conocidos con intereses compartidos. El niño copia los ejemplos que ve y los utiliza para construir su propia identidad: "¿cómo soy?" y "¿cómo soy con los demás?"

A medida que un niño explora más y más lejos del círculo familiar inmediato, se encuentra con más y más roles y, por lo tanto, amplía su caja de herramientas de comportamiento con la que se define a sí mismo. Aprenden que las diferentes comunidades consideran que las distintas formas de comportamiento son normales y esperadas. Cuantas más comunidades experimente un niño, más rápido y mejor aprenderá las habilidades que también necesitará en su vida adulta: adaptación y toma de decisiones. Algunas comunidades les darán la oportunidad de convertirse en líderes y tomadores de decisiones; y algunos los obligarán a adaptarse a la voluntad de un líder, o de sus propios compañeros. En algunos, tendrán que hacer concesiones y en otros podrán seguir sus propias ideas.

El niño experimentará primero la posibilidad real de elección fuera de la familia y la escuela, ya que allí se enfrentará por primera vez a una tarea o problema que nadie le resolverá. Sus elecciones y esfuerzos en tal situación le enseñarán que nadie es perfecto, y el éxito que logren en su comunidad también mejorará la confianza en sí mismo. Por eso es importante que los niños se prueben en muchas comunidades diferentes: hacerlo les da experiencia, confianza en sí mismos y un sentimiento de logro.

Los niños de hoy inevitablemente también se unirán a las comunidades en línea. Es importante que los padres hablen con sus hijos sobre los peligros del mundo en línea relativamente temprano. Sin embargo, también es importante tener en cuenta que las comunidades en el espacio digital pueden tener ventajas: un niño puede hacer nuevas amistades, mantenerse en contacto con amigos después de mudarse o conocer a compañeros de rincones lejanos del mundo con pasatiempos compartidos, con quienes podría crear algo juntos. Una comunidad en línea positiva puede ser vital para moldear la confianza en sí mismo de un niño moderno. Un estudio de 2009 centrado en escolares israelíes muestra la importancia de la participación en línea. Los niños estaban usando un lenguaje de programación visual para crear videos y juegos, y también compartieron los frutos de su trabajo en línea. Los investigadores han demostrado que los niños que participaron activamente en la vida en línea de la comunidad recibieron más comentarios sobre su trabajo que aquellos que solo se concentraron en crear cosas. Esto demuestra que no es suficiente usar Internet solo para trabajar y crear, ya que no alcanzará sus objetivos sin ser parte de las comunidades en línea.

Junto a la familia y la escuela, un campamento puede ser otro sitio importante de socialización para los niños. La familia no suele exponer al niño a nuevos impulsos; la vida escolar está muy reglamentada, sin posibilidad de ensayar libremente las diversas estrategias de comportamiento comunitario. Sin embargo, las comunidades de vida más corta, como los campamentos, son excelentes lugares para tal experimentación. Los niños "aprenderán" diferentes lecciones útiles de cada campamento sobre quiénes son, cómo se relacionan con los demás y cómo pueden comportarse en una comunidad. También se sienten más a gusto en un campamento que en la escuela y tienen una mentalidad más abierta hacia los demás. Esto, a su vez, les facilita encontrar nuevos amigos, o incluso un área de interés completamente nueva que podría resultar decisiva para su éxito futuro. Los niños que regresan a casa del campamento no solo traen conocimientos útiles, sino también una mayor confianza en sí mismos.

Logiscool reconoció la importancia de las comunidades hace mucho tiempo, y es por eso que ofrecemos emocionantes campamentos diurnos y en línea además de nuestros cursos y talleres. Entre otros temas, en nuestros campamentos, los niños pueden explorar Minecraft, Roblox, programación y medios digitales , e incluso pueden encontrar un nuevo pasatiempo o construir los cimientos de su futura profesión. Nuestros grupos pequeños ofrecen no solo conocimientos útiles que se aprenden de forma divertida, sino también experiencias comunitarias positivas y duraderas.

Puedes encontrar más información sobre nuestros campamentos Logiscool en la siguiente página: https://www.logiscool.com/es/camps-2021