Generaciones nativas e inmigrantes del mundo digital

Digitalización
16 de mar. de 2021

El mundo digital está en constante crecimiento y cambio a nuestro alrededor. Muchos lo experimentan como una dificultad y una fuente de frustración; pero las generaciones más jóvenes lo consideran el modo de vida natural.

En un artículo escrito en 2001, el educador, conferenciante y autor estadounidense Marc Prensky introdujo los términos "nativo digital" e "inmigrante digital" para describir los dos grupos y explicar por qué sus diferencias causan tantos problemas en la educación.

Las generaciones más jóvenes han crecido (o directamente han nacido) en un mundo en el que están rodeados de herramientas digitales desde una edad temprana: ordenadores, cámaras web, teléfonos inteligentes o Internet. Los cerebros de los niños son maleables, lo que significa que se adaptarán al uso de esas herramientas: pensarán y aprenderán de forma diferente, y tendrán una relación con la tecnología distinta a la de las generaciones anteriores. Algunas investigaciones sugieren incluso que su estructura neuronal podría cambiar. Son los nativos digitales.

La generación más antigua entre ellos son los Millenials, también llamados Generación Y, que nacieron entre principios de los 80 y mediados de los 90. (Se les llama Millenials porque empezaron a entrar en la sociedad adulta alrededor del cambio de milenio). Muchos de ellos tuvieron una infancia sin aparatos digitales, pero se introdujeron en la cultura digital relativamente pronto. Les siguió la Generación Z, los "zoomers", que nacieron entre finales de los 90 y principios de 2010 y que ya tenían acceso a Internet desde una edad muy temprana. La generación más reciente es la Generación Alfa, de principios de 2010 en adelante, la mayoría de los cuales son hijos de los Millenials.

Y junto a los nativos están los inmigrantes: aquellas generaciones que sólo han aprendido a utilizar los dispositivos digitales cuando son adultos. Al igual que en el aprendizaje de idiomas, el cerebro diferencia entre los conocimientos aprendidos de niño y de adulto, y almacena la información de forma diferente. En el mundo real, un inmigrante siempre conservará un acento extranjero; del mismo modo, un inmigrante digital también puede distinguirse de los nativos: puede aprender las tecnologías modernas (posiblemente incluso mejor que un joven), pero seguirá utilizándolas de forma ligeramente diferente. Piense en el oficinista que imprime un documento para corregirlo y marcar los cambios con tinta, en lugar de utilizar la función de corrección de su procesador de textos; o en el pariente anciano que le llama por teléfono para preguntarle si ha recibido el correo electrónico que le ha enviado. Incluso los inmigrantes más diligentes tropezarán de vez en cuando, y no tendrán una idea perfecta de los usos exactos de Facebook, Twitter e Instagram, y de cuál es el mejor en este momento.

Esta diferencia generacional se convierte en un problema en la escuela cuando los inmigrantes digitales de más edad intentan enseñar a los nativos y se quedan perplejos ante las dificultades. Los nativos se han acostumbrado desde sus primeros años a recibir y procesar la información a un ritmo rápido, a ver un diagrama o una imagen primero y a leer la explicación después. Están acostumbrados a la multitarea, a estudiar mientras escuchan música o hacen otra cosa. Al navegar por Internet, no aprenden leyendo capítulo por capítulo, sino mediante un acceso aleatorio: siguiendo enlaces de esta manera o de otra, juntando el material en su cabeza. No es de extrañar que la pedagogía tradicional, con su ritmo lento de enseñanza, su lógica estrictamente lineal y su metodología de "cuenta y prueba", no les funcione: difiere enormemente de los métodos de aprendizaje en los que han nacido.

En Logiscool creemos que es importante armar a la nueva generación de nativos digitales con la alfabetización digital que necesitarán en la vida. Nuestros jóvenes entrenadores piensan de manera similar a ellos, y transmiten sus conocimientos de manera lúdica, adaptándose a los métodos y ritmo de aprendizaje natural de los niños. Nuestros cursos de 4 a 5 meses de duración enseñan programación y otras materias digitales como producción de video y robótica. Alternativamente, nuestros workshops de 6 a 10 sesiones permiten a los niños sumergirse más rápidamente en temas emocionantes adicionales como el desarrollo de aplicaciones móviles, el diseño 3D, la ilustración digital y el modding de Minecraft. ¡Regístrate en nuestros cursos o workshops y conozca la metodología de enseñanza basada en la experiencia que hemos desarrollado teniendo en cuenta a los nativos digitales!

Cursos: https://www.logiscool.com/mx/courses 

Workshops: https://www.logiscool.com/mx/workshops