Niños en el bosque digital: ¿pioneros o perdidos?

Digitalización
11 de nov. de 2021

Hoy en día se oye hablar mucho de la Generación Alfa; es la generación que comenzó a principios de la década de 2010 y cuyos miembros más mayores entrarán en la adolescencia en los próximos años. En todos los artículos, sitios web y entrevistas sobre ellos se menciona que los Alfas son la primera generación que está rodeada desde su nacimiento por la tecnología digital moderna, que utiliza la información global y las redes sociales. También seguimos escuchando que estos niños pasan más tiempo con sus dispositivos y en línea que las generaciones anteriores, y que, en consecuencia, Internet afectará más a sus vidas. Sin embargo, hay una pregunta que rara vez escuchamos: ¿cómo pasa exactamente la Generación Alfa todo ese tiempo en Internet?

Es cómodo y reconfortante suponer que si pasan tanto tiempo en dispositivos digitales y plataformas online, deben ser buenos en ello. Pero las voces dudosas son cada vez más fuertes: mucho uso no es lo mismo que un uso maduro, inteligente y seguro.

Un estudio de 2018, realizado en 12 países con 46.561 niños de octavo grado mostró resultados preocupantes. El estudio clasificó la alfabetización informática e informacional en una escala de cuatro grados. Para alcanzar el grado más alto, los niños debían ser capaces de evaluar y juzgar la información que habían recopilado. Sólo el 2% de los participantes en el estudio lo consiguió. El 19% alcanzó el segundo grado más alto, en el que debían recopilar y gestionar la información de forma independiente.

Otro estudio, publicado en 2021, llegó a la conclusión de que, aunque la mayoría de los niños sepan utilizar diversos aparatos y plataformas digitales, no podrán aprender a usarlos bien por sí mismos. Por ejemplo, un niño puede ser capaz de hacer y compartir vídeos en TikTok con facilidad, pero esto no se traducirá en buscar información para sus deberes de forma dirigida, separando la información útil de la inútil. También pueden ser capaces de desactivar el bloqueo parental de sus teléfonos inteligentes en un santiamén, pero eso no les ayudará a reconocer y manejar emocionalmente el acoso en línea si lo encuentran.

Los niños de hoy se enfrentan a dos problemas fundamentales en el mundo digital. Uno, es el conocimiento técnico: no importa cuánto utilicen su aparato a nivel de principiante, eso no les hará automáticamente mejores en otros usos de la tecnología. El otro, es el uso maduro, responsable y crítico de la información, la tecnología y los grupos sociales, que te ayuda a evitar tanto la información no fiable como los entornos sociales online perjudiciales.

Cada vez más países empiezan a reconocer que no basta con dejar a los Alfas con sus dispositivos; también hay que guiar cuidadosamente su crecimiento en el mundo digital. Existen numerosas y buenas iniciativas escolares en todo el mundo, todas ellas encaminadas a desarrollar las habilidades de alfabetización digital de los niños. Sin embargo, estas instituciones suelen quedarse atrás frente a los complejos retos de esta área de estudio que evoluciona rápidamente. La solución está en las escuelas que enseñan específicamente estas competencias.

La alfabetización digital y la competencia tecnológica son los requisitos básicos del futuro, y sólo ahora estamos empezando a darnos cuenta de que faltan en la generación más joven, la que suponíamos más competente, pero que también es la más vulnerable. Por eso, en Logiscool consideramos importante que los niños se preparen para la vida digital de forma decidida, con orientación profesional. Pueden dominar los conocimientos del futuro de forma lúdica y eficaz en nuestros grupos reducidos, siguiendo el moderno plan de estudios elaborado por nuestros profesionales, desde el uso seguro de Internet hasta la programación y la robótica, pasando por la producción de vídeos.

Puedes encontrar más información sobre nuestros cursos, campamentos y workshops aquí: https://www.logiscool.com/mx.